Crecer Juntos: Un futuro entre todos

Fundamentos de nuestra propuesta

Desde hace algunos años Chile vive un proceso de desaceleración del crecimiento económico, debido a varios factores que no es tarea de esta propuesta someter a una revisión, o a un debate, pero sí buscar soluciones.

Presentamos este proyecto a consideración de todos los chilenos, a las autoridades, actores políticos, gremiales y sociales, incluyendo desde luego a los trabajadores, porque nos asiste la profunda convicción de que el crecimiento económico es tarea de todos y no solo de los responsables directos de los procesos productivos.

En este contexto fue que nos propusimos solicitar la colaboración de un grupo de destacados economistas, representativos de distintas tendencias y escuelas de pensamiento, para que realizaron un ejercicio de reflexión conjunto. Esta tarea fue realizada de manera voluntaria y ad honorem por estos profesionales y con total autonomía. Se trata de una propuesta que sintetiza los ejes fundamentales que se requieren para reimpulsar el crecimiento sostenido en el largo plazo, centrado en un solo gran objetivo: el bienestar general de todos los chilenos.

Los destacados economistas que convocamos han sido formados en nuestras universidades y todos ellos son académicos e investigadores que trabajan con problemas de la economía real. La tesis fundamental de este equipo es que sin crecimiento económico no hay desarrollo integral: económico, social, humano y cultural.

Gran parte de este trabajo toma como base el hecho innegable de que en Chile cuenta con un enorme potencial de crecimiento, incluso con capacidad productiva subutilizada, que urge ponerla en acción. Por lo tanto, la meta de esta propuesta es retomar un ritmo de crecimiento dinámico, que nos permita no solo enfrentar las carencias inmediatas y/o coyunturales, sino también echar las bases para un crecimiento sostenible en el largo plazo, de tal forma de enfrentar los futuros ciclos económicos con más holgura, con más recursos y con la certeza de ya no podremos echar marcha atrás al gran objetivo de transformar a Chile en un país desarrollado.

Agradecemos con especial mención a los señores decanos de las facultades de Economía y Negocios, de Ciencias Económicas y Administrativas y de Gobierno, de las universidades de Chile, Católica de Chile y Adolfo Ibáñez, respectivamente, quienes nos apoyaron desde el comienzo, cuando les propusimos esta idea. Junto con ello alentaron a sus destacados economistas-profesores, para que acometieran esta tarea, sin que por ello el resultado representara una visión particular, respecto del espíritu abierto y universal que caracteriza al trabajo universitario.

A su vez, los economistas que formaron parte del equipo base, mantuvieron estrecho contacto con colegas de diversas universidades nacionales, para añadir la mayor cantidad posible de visiones, opiniones y reflexiones, de tal forma que el producto logrado va mucho más allá del núcleo académico que lideró el trabajo.

Asimismo, este núcleo se encargó de invitar a una amplia gama de expertos y analistas, representativos de diversos sectores, con el fin de escuchar de manera libre y reflexiva, una mayor cantidad de opiniones, criterios y puntos de vista, para enriquecer aún más la propuesta.

No está demás admitir que este amplio ejercicio reflexivo y propositivo demandó largas jornadas de trabajo e innumerables discusiones y disensos, los cuales finalmente fueron superados con las herramientas propias que permiten la metodología y el enfoque analítico de la ciencia económica.

Los gremios que apoyamos esta iniciativa la ponemos a disposición de todo el país, para que con una actitud objetiva, racional y transversal, sigamos reflexionando de manera conjunta sobre la forma de implementarla, sin otro norte que el desarrollo de Chile.

En lo posible, aspiramos a que esta propuesta sea tomada como una referencia, libre y desapasionada, cuando tengamos que discutir y llevar a la práctica las medidas, las políticas y los cambios que son necesarios para retomar el crecimiento sostenido.

Por un futuro de Chile grande y próspero, construido entre todos,