Economista Joseph Ramos: “En el binomio de crecimiento y equidad, el gobierno de la Presidenta Bachelet privilegió la equidad”

El académico de la U. de Chile y presidente de la comisión asesora de productividad de la Mandataria, defiende una serie de propuestas “políticamente incorrectas” presentadas esta semana por un grupo transversal de economistas para volver a crecer al 5%. A su juicio, el candidato que gane debe volver a poner el foco en el crecimiento económico tras cuatro años de aguda desaceleración.

Crecer al 5% anual parece una quimera, sobre todo en un país que lleva cuatro años creciendo 1,7%, en promedio, pero para siete destacados economistas de las universidades  Católica,  Chile  y Adolfo Ibáñez,  ello es posible.

¿Cómo? Aplicando, literalmente, una terapia de shock a la vena de la economía a través de un paquete de concretas medidas en materia educacional, macroeconomía,  modernización del Estado, infraestructura, tributaria, flexibilidad laboral, competitividad y productividad.

La necesidad de volver a crecer la reinstaló en el debate el ex Presidente Ricardo Lagos hace pocas semanas, al afirmar que “la tarea número uno es crecer, lo demás es música”.

El título del documento es “Propuestas para más y mejor crecimiento de largo plazo”, y fue elaborado por  los decanos de las facultades de economía de la Universidad de Chile, Manuel Agosin; de la Universidad Católica, José Miguel Sánchez, y de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, Ignacio Briones, además de otros cuatro académicos de estas tres casas de estudios superiores: Guillermo Larraín, -ex integrante del comando de Bachelet-Verónica Mies, Raimundo Soto y Claudio Agostini.

El que presentó el documento fue el economista y académico de la Universidad de Chile, Joseph Ramos, quien calificó las propuestas de “excelentes y valientes”, pero que servían más para “gobernar” que para ganar elecciones, aduciendo a lo “políticamente incorrectas” de varias de ellas. Como por ejemplo, que los nuevos funcionarios del Estado y los profesores sea contratados con el Código del Trabajo, que se elimine la indemnización de 11 meses por despido por una de cinco meses a todo evento, entre otras.

En conversación con “El Líbero”, Ramos, quien también es presidente de la comisión asesora presidencial de productividad, aborda dicho documento.

– ¿Por qué calificó de “excelentes y valientes” las propuestas?

-Excelente porque creo que es un estudio bien amplio, profundo, que se focaliza en crecimiento, y valiente, aunque poco político, porque toca mucho punto fuerte y polémico. Por ejemplo, pasar los nuevos funcionarios públicos y profesores al Código del Trabajo, frenar la gratuidad universitaria, abrir mayor competencia al cabotaje marítimo, a los notarios, licitar los antiguos afiliados a las AFP. Son propuestas para gobernar, no para ganar elecciones.

– ¿Por qué serían positivas para el crecimiento?

-Porque tiene mucha recomendación específica y no se queda en generalizaciones, como invertir en infraestructura, aplicar la depreciación instantánea en las inversiones, privilegiar la educación parvularia más que la universitaria. Las medidas son sobre inversión, desarrollo productivo, capital humano, modernización del Estado, competencia, y una de las cosas que resalté es que el grueso del informe fue consensuado entre personas de distintos colores políticos.

– ¿Son temas que debieran incorporar los candidatos?

– Pienso que esto podría formar parte del tronco común de los candidatos Guillier, Piñera, Goic y Sánchez. Las diferencias serán en un 20%. Es posible crecer 4%-5% porque este tipo de medidas iría en esa dirección.

– ¿Con las reformas que se han hecho en este gobierno vamos en la dirección de crecer al 5%?

-Si uno juzga por los resultados, la respuesta es no. En los últimos años, el énfasis en ese binomio de crecimiento y equidad, para ser honesto, creo que el gobierno de la Presidenta Bachelet privilegió la equidad. Creo que el gobierno que sea, incluyendo el gobierno de Guillier, de serlo, que sería una continuidad de la Nueva Mayoría, va necesariamente a tener que mover el péndulo hacia el crecimiento.

Ramos: “En los últimos años, el énfasis en ese binomio de crecimiento y equidad, para ser honesto, creo que el gobierno de la Presidenta Bachelet privilegió la equidad”

– ¿Qué otras propuestas pro crecimiento incluiría?

– Chile está maduro para extender la enseñanza técnica profesional. Todo chileno no es apto para ir a la universidad pero sí para ser técnico superior y no hacerlo es truncar vidas y desaprovechar recursos humanos. Otra propuesta es que parte de la subvención que se paga a los colegios no sea solo por cuantos alumnos asisten a clases, sino cuantos aprueban un examen de final de año. Premiar resultados. Las capacitaciones del Cense deben ser de 400 horas y no de 30-40 horas, replicar lo que se hizo en la minería de copiar buenas prácticas en países que lo hacen mejor. Se debería tener, como en el Congreso de Estados Unidos, una oficina de análisis presupuestario que evaluara el impacto de productividad e hiciera seguimiento de los proyectos un par de años después para ver su impacto.

– ¿Cree que Chile ha perdido el norte hacia el crecimiento?

-Todos sabemos que la crisis del cobre afectó el crecimiento chileno. Creo que eso explica la mitad de nuestra desaceleración (3%) pero no el 1,5%. Creo la desaceleración se debe, por un lado, a la actitud retroexcavadora de algunos, que crearon muchísimo más susto de lo necesario, lo cual frenó la inversión. También hay aspectos de la reforma tributaria, principalmente, por  su complejidad, y el posible efecto que podría haber te ido en la inversión, más el hecho de que fue visto como un gobierno que estaba buscando hostigar al sector privado, con el discurso del fin de lucro. Lo que no solo asusta por lo que estás haciendo, sino en todo lo que no estás haciendo. Es un tema de confianza. La economía chilena es perfectamente capaz de crecer 4%, si hubiera mayor confianza. Bastara que los consumidores comenzarán a gastar y los inversionistas a invertir, y cada uno se retroalimenta, mejoran las expectativas y Chile puede ir para arriba.

Ramos: “Creo la desaceleración se debe, por un lado, a la actitud retroexcavadora de algunos, que crearon muchísimo más susto de lo necesario, lo cual frenó la inversión. También hay aspectos de la reforma tributaria, principalmente, por  su complejidad, y el posible efecto que podría haber te ido en la inversión”

Fuente: Uziel Gómez – El Líbero


Lee online o descarga la propuesta “Más y mejor crecimiento de largo plazo” en este enlace: http://bit.ly/CJ_P2017 . Comenta en nuestras redes sociales usando #CrecerJuntosChile.